Info News

Caacupé: avasallamiento institucional genera preocupación en la comunidad

Durante la celebración de la misa dominical en la basílica de Caacupé, se volvió a leer el duro comunicado de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP), condenando la expulsión de la senadora Kattya González (PEN) y el deterioro institucional democrático impulsado por los cartistas y sus aliados.

Monseñor Ricardo Valenzuela expresó su preocupación por el proceso de deterioro de la institucionalidad democrática en Paraguay, respaldando las palabras del comunicado de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP). Además, hizo un llamado al cumplimiento de las normas establecidas para salvaguardar la democracia y conservar la paz del pueblo.

El obispo lamentó lo ocurrido en el Senado y expresó su esperanza de que las autoridades reflexionaran sobre la situación, calificándola como un grave retroceso. El comunicado de los obispos también señaló con dolor el deterioro de la institucionalidad democrática en el país, instando a que las instituciones sean conducidas con altura moral, ética y respeto a los procesos legales vigentes.

El pronunciamiento de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) subraya la obligación de todos, especialmente de quienes ocupan cargos electivos, de respetar, cumplir y salvaguardar los mandatos de la Carta Magna. La Iglesia Católica se une a las voces que manifiestan su preocupación por el rumbo que está tomando el sistema democrático en Paraguay y hace un llamado a la reflexión y al respeto por la institucionalidad del país.

Este comunicado se da en el contexto de la crisis política desatada en Paraguay, luego de la polémica expulsión de la senadora Kattya González, perteneciente al Partido Encuentro Nacional (PEN), durante una sesión del Senado. La decisión generó una fuerte controversia y un amplio rechazo en diferentes sectores de la sociedad paraguaya.

La participación de la Iglesia Católica a través de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) es un mensaje contundente en medio de la crisis política que atraviesa el país. El respaldo de los obispos a la institucionalidad democrática reafirma la preocupación por el respeto a las normas y los procesos establecidos en el marco legal vigente.

La postura de la Iglesia se suma a las críticas y manifestaciones de otros actores de la vida política y social de Paraguay, que han expresado su rechazo a la expulsión de la senadora Kattya González y han denunciado el deterioro institucional democrático impulsado por el sector cartista y sus aliados.

La situación ha generado tensiones y divisiones en el ámbito político paraguayo, con manifestaciones y movilizaciones en rechazo a la decisión tomada en el Senado. La crisis política parece estar lejos de resolverse, y la participación de la Iglesia Católica a través de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) añade un elemento significativo a un escenario ya convulso.

La preocupación expresada por los obispos refleja la gravedad de la situación política en Paraguay y la necesidad de preservar la institucionalidad democrática del país. El respaldo de la Iglesia Católica a través de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) es un llamado a la reflexión y al respeto por las normas y los procesos establecidos en la vida democrática de la nación.

La crisis política en Paraguay ha despertado la preocupación y el rechazo de diversos sectores de la sociedad, así como de organismos internacionales que han manifestado su seguimiento atento a los acontecimientos en el país. La participación de la Iglesia Católica a través de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) suma una voz relevante en un momento crucial para la vida democrática de la nación.

Deja un comentario

Scroll al inicio