Info News

Guardia de seguridad muere tras enfrentarse con campesinos e indígenas en Itakyry

Itakyry – Alto Parana

Un guardia de seguridad perdió la vida tras una batalla campal entre presuntos invasores de una estancia ubicada en Itakyry, Departamento de Alto Paraná. También quedaron otros trabajadores heridos.

Agentes policiales llegaron al lugar donde se produjo el enfrentamiento.

Pasadas las 03:30 de la madrugada de este lunes se produjo un enfrentamiento en la estancia KLM, ubicada en la colonia Zanja Moroti, distrito de Itakyry, Departamento de Alto Paraná, el cual dejó como saldo una víctima fatal.

Según el reporte policial, unas 40 personas, entre ellas indígenas y campesinos armados con rifles y machetes, llegaron hasta el establecimiento rural propiedad de Newton Salvaty y se enfrentaron a guardias de seguridad que custodian el sitio.

Los guardias habrían respondido al ataque y, en medio del enfrentamiento, falleció Marcos Pérez Aquino, quien habría recibido heridas de arma blanca, informó Edgar Medina, periodista de Última Hora.

Horas más tarde llegaron agentes policiales del Grupo Especial de Operaciones (GEO) que lograron que las personas armadas huyan, dejando abandonada una camioneta de la marca Nissan, que habían robado de los guardias.

La zona es considerada conflictiva debido a reiterados episodios de violencia entre nativos y custodios de la propiedad que es objeto de un conflicto.

La investigación del caso quedó a cargo de fiscal de Minga Porã, Édgar Benítez, quien realiza diligencias en el lugar.

Milcíades Rojas, jefe de la empresa de seguridad privada que trabaja en el sitio, afirmó que desde hace unas semanas fueron contratados por los dueños del establecimiento para custodiar el lugar, ante la amenaza de invasiones por parte de campesinos e indígenas.

Señaló que fueron designados cinco guardias para custodiar durante el día y otros cinco para el horario de la noche. “Ellos tenían que resguardar el lugar para que nadie ingrese. No esperábamos que ataquen de esta forma”, expresó.

“Todavía no cumplimos un mes de servicio, primera vez que nos pasa esto. En zona rural es la primera vez. Poco luego trabajamos. Nos dijeron que había indígenas y que no eran solo indígenas, había personas altas que usaron armas de fuego. Cinco funcionarios de día y cinco de noche tenían que custodiar para que no se ingrese. Nunca intentaron, de esta forma jamás esperamos”, prosiguió.

Deja un comentario

Scroll al inicio