Info News

Ciudadano kazajo tuvo una muerte «lenta, muy sufrida y violenta», afirma fiscala

La fiscala María Irene Álvarez brindó este lunes varios detalles sobre el hallazgo del cuerpo, la investigación y la detención de los sospechosos de asesinar al ciudadano kazajo Mikhael Vasilievich Legotkin (42).

Según detalló la agente fiscal María Irene Álvarez en comunicación con radio Monumental 1080AM, el ciudadano Mikhael Vasilievich Legotkin, que inicialmente se pensó que era ruso, tuvo una muerte “lenta, muy sufrida y violenta”.

El cadáver del hombre fue localizado el 11 de febrero en una zona de matorrales de la ciudad de Ypané, Central. Las partes de cuerpo estaban distribuidas en dos bolsones. En uno de ellos, la cabeza y el torso, mientras que en el otro había tres paquetes con el resto del cuerpo.

“El trabajo fue tan minucioso porque una vez que se desmembró a la víctima, se le colocó una especie de embalaje en sus partes. Tenían una bolsa y luego cinta adhesiva. Sabíamos que eran partes de un cuerpo porque el pie era visible”, dijo la representante del Ministerio Público.

Muerte agónica

La inspección del médico forense del Ministerio Público evidenció que el ciudadano kazajo recibió, primeramente, un fuerte golpe en la cara que le partió la mandíbula.

 “Ayer tomamos conocimiento de que tenía un golpe en la boca, en la zona del maxilar, que le partió la mandíbula en dos partes y se visualizaron varios golpes”, explicó la agente fiscal.

Señaló que aún se esperan estudios patológicos para saber si el hombre fue desmembrado antes de morir. No obstante, aseguró que este tuvo una muerte agónica.

“La información que manejamos es que a él lo sacan de Emboscada agonizando y lo llevan en su propio vehículo hasta la vivienda de San Antonio, la cual fue allanada. Ahí lo dejaron sin agua y sin comida hasta morir. Esta fue una muerte lenta, muy sufrida y violenta”, relató.

El asesinato

La representante del Ministerio Público comentó que los ciudadanos bolivianos detenidos por el crimen llegaron el 3 de febrero hasta el motel, donde además funcionaba la vivienda de Vasilievich Legotkin, donde arrendaron dos habitaciones y posteriormente le tendieron una trampa al hombre.

 “En horas de la madrugada, ellos hacen un reclamo de modo que el hombre salga a verificar y al momento de ingresar a la habitación es cuando ellos lo abordan y le propinan una golpiza. El antropólogo forense nos dijo que el golpe que rompe la mandíbula podría provocarse por una patada fuerte”, refirió.

En lo que respecta al móvil del crimen, que es información que se debe corroborar, la fiscala mencionó que las investigaciones indican que los detenidos llegaron hasta Paraguay para cobrar una deuda.

La pulcritud de los delincuentes

La fiscala María Irene Álvarez aseguró que “nunca antes” vio un crimen tan bien “pensado, ejecutado y delineado”.

“Ellos se tomaron el tiempo de limpiar el motel, la camioneta y la casa de San Antonio. Ellos se van de San Antonio, de ahí hasta Ypané y la camioneta la dejan en Villa Elisa. No son personas que una vez contratadas matan y lo dejan así, esto fue muy bien pensado”, expresó.

Los responsables habrían mantenido el cuerpo en una especie de cámara frigorífica, por lo que presumen que cada uno traía unas 30 a 40 bolsas de hielo para conservar el cadáver.

El recorrido y la detención

La agente del Ministerio Público dijo que la labor policial y el trabajo en equipo fue lo que les permitió ubicar a estas personas en menos de 24 horas.

“La primera información que tenemos es que la camioneta sale de Emboscada, va hasta Villa Elisa y de ahí se aborda un taxi con el que regresan hacia Mariano Roque Alonso. La persona que dejó la camioneta va hasta González Giménez en busca de un congelador y luego aborda el mismo taxi hasta abordar otro vehículo. Una vez que obtuvimos la chapa vimos que este fue arrendado en la zona del aeropuerto, por lo que lo pudimos ubicar”, dijo.

Tras la detención de los sospechosos, las autoridades pudieron diagramar el recorrido de los individuos con el cuerpo de la víctima. “Llevan el cuerpo, van a San Antonio, cortan el cuerpo, lo colocan en la bolsa y lo llevan para enterrarlo a Ypané”, refirió.

Detenidos

Los investigadores imputaron a dos de los principales sospechosos por homicidio doloso y hurto agravado. Los detenidos tenían documentos bolivianos y peruanos, por lo que aún se debe verificar la identidad.

La fiscala explicó que la imputación por homicidio doloso es porque ambos actuaron con enseñamiento, alevosía y dejaron agonizar a la víctima, mientras que el hurto agravado es porque llevan la camioneta del asesinado.

Los hombres fueron identificados como Víctor Álvaro Roca Vargas y Cristhian Picha Ricaldi. Este sábado fueron convocados a prestar declaración indagatoria, pero uno de ellos no declaró.

Los registros indican que los sospechosos no cuentan con antecedentes, al menos con estas identidades, y que el 22 de enero fue la primera vez que ingresaron al país, vía aérea.

Fuente: Última Hora

Deja un comentario

Scroll al inicio